miércoles, 6 de mayo de 2009

Que siempre Van Gogh no se cortó la oreja...

Al parecer, una de las leyendas más famosas de la Historia del Arte ha sido mal contada. La leyenda dice que después de una discución de Van Gogh con su amigo Paul Gauguin, también pintor, Vincent se encerró en su cuarto y se automutiló con una cuchilla. Luego de vendarse, la envolvió y se la regaló a una prostituta que le gustaba llamada Raquel.

Sin embargo, dos estudiosos alemanes, Hans Kaufmann y Rita Wildegans, tras 10 años de investigación, publican el libro En la oreja de Van Gogh: Paul Gauguin y el pacto del silencio, donde basados en el testimonio de testigos y correspondencia entre los dos artistas, se atreven a refutar esta versión y a afirmar que fue Gauguin quien cortó la oreja de Van Gogh con una espada tras reñir.

No osbtante, parece que el regalo romántico a la prostituta es todo verdad.

2 Responses to “Que siempre Van Gogh no se cortó la oreja...”

Mafufa dijo...

Esa información está requete mal...
Yo no les creo nada de nada a esos alemanes... jojojo...

Y obviamente lo del presente a RAQUEL (la pichoncita) es real... prrr...

espacioenrenta dijo...

aaagh, me quedo con la primera versión! elijo creer que se la mocho!