domingo, 25 de mayo de 2008

Movimiento de independiencia de Salamanca: una realidad

Poca información se tiene sobre el EILS (Ejército Insurgente de Liberación Salmantina). Hasta hace unos meses, este grupo se había mantenido en el hermetismo total, pero ahora se sabe que su existencia se remonta a hace por lo menos ya 5 años. De cualquier forma, las actividades del EILS a partir del mes de septiembre de 2007 han sido constantes y contundentes. Han lanzado comunicados que, neutralizados por los medios, piden a la sociedad civil se integren al movimiento liberador del municipio de Salamanca en el Estado de Guanajuato. Ya que estos comunicados han sido destruidos y mantenidos bajo estricto secreto, no se saben las razones reales que desencadenaron esta lucha por la autonomía de un territorio ínfimo y sin mayor relevancia ni mayor resonancia más que la refinería que PEMEX situó en ese municipio hace unas décadas.

Se sabe que las actividades del EILS comenzaron pública y formalmente el día 16 de septiembre de 2007, día emblemático para todo el país y que, con toda premeditación, los insurgentes tomaron como punto de partida para su lucha. La acción más importante que se había dado hasta el momento había sido la toma de la capital del estado sin mayor revuelo ni esfuerzo (escasa resistencia por parte del gobierno estatal), pero que ocasionó una movilización del Ejército Mexicano (en su mayoría desde la base situada en Irapuato) a distintos puntos del estado, principalmente Guanajuato, Celaya, y por supuesto, Salamanca. La retoma de la capital fue tan fácil como fue tomada por primera vez, pero tan significativa que incluso se necesitó la presencia del Presidente de la República, Felipe Calderón (con la muy apropiada excusa de la presentación del plan de festejo y desarrollo para el 2010, bicentenario del comienzo de la lucha de independencia de México), y se conmemoró con la entrada de una parte del ejército estatista en un pequeño desfile con la presencia de la imagen de la Virgen Patrona de la Ciudad como símbolo de unidad y fuerza.

Hasta el momento no se había registrado ninguna acción por parte de la sociedad en general a favor o en contra del movimiento (principalmente porque lo desconoce), pero el pasado domingo 25 de mayo de 2008, un sector de la sociedad civil manifestó su apoyo a la unidad estatal, y a la vez, el rechazo al separatismo salmantino: los mineros católicos. El Sindicato de Trabajadores de la Industria Minera del Estado de Guanajuato entró a la capital causando caos vial en la tarde de ese domingo, obviamente para hacerse notar y mandar un mensaje muy claro a los insurgentes: los mineros no permitirán el desorden social que ocasionaría la separación del municipio como estado autónomo e independiente al federalismo mexicano. Y no son mineros cualesquiera, son católicos, con el respaldo de la Iglesia y armas desarrolladas por el sector clerical y minero para defensa del Estado y de sus propios intereses.

Para terminar, he aquí las fotografías de este último evento (Haga click sobre ellas para ampliarlas):


Tanque del Sindicato de Mineros

Los tanques que los mineros católicos presumieron en el desfile son de considerarse.

Tanque del Sindicato de Mineros Minero católico cíclopeUn minero católico cíclope sosteniendo la orquídea de la guerra. Se dicen que las mutaciones se deben al alto nivel de gases tóxicos dentro de las minas.


Líderes Mineros Católicos

Líderes del Sindicato Minero en camioneta blindada. En amarillo las cabezas del sindicato, atrás, en rojo, la reina del sindicato.

Esta es la información que se tiene hasta el momento. Se está recopilando la mayor cantidad de datos posible para poder explicar las causas del movimiento insurgente que ya amenaza con convertirse en materia de importancia nacional.

7 Responses to “Movimiento de independiencia de Salamanca: una realidad”

Joe McCannon... dijo...

Jajaja, es hilarante, y apoyo totalmente a los mineros! No dejaremos k pase kmo kon el kontinente Chiapas!... Por cierto, akortaste la del vampiro?

kIDe dijo...

JAJAJAJA que mamada...ahora resulta que los pequeños pueblos imposibles de mantenerse por si mismos, sin la infraestructura necesaria, sin cultura, sin poder se quieren hacer grandes ciudades, estados, países, naciones....a la mierda con los salamantinos...

kIDe dijo...

Wuamis los apoya porque viene de un pueblo como salamanca cuyo lider es Rafa Marquez....

Joe McCannon... dijo...

Jajaja, el Martín no leyo bien la entrada, los mineros van en kontra de los separasitas, y los apoyo para k no pase lo mismo k kon el Kontinente Chiapas, yo no kiero k se separen, pero pues kmo siempre, no presta atención a los detalles...

cHiLaNgO dijo...

.....que onda amiguines por aqui ando como dirian en daño colateral si mal no recuerdo "sangre o libertad".....

Darío dijo...

deberias de ser mas explicito en esto me parece un tema muy interesante, siento entre admiracion y verguenza por los salmantinos uno de mis siguientes posts hablara de ellos, viven un fenomeno extraño, son los pueblos mineros del oro negro.

Bien, como salmantina declarada, propia e indiscutiblemente nacida en esta la limpia, bella, interesante y no violenta ciudad de Salamanca he de someter mi queja a oídos del nada apreciable, mentiroso y, encima, quejumbroso autor de semejante artículo.
El EILS tiene una antigüedad, ciertamente de cerca de 5 años. Sin embargo, su origen se remonta al EOX (Ejército Otomí de Xidoo) fundado antes de la fundación (nótese y válgase la rebusnancia)de la ciudad por Don Gaspar de Zúñiga y Acevedo, quién al dársele a conocer el mencionado EOX, se le unió siendo el primer miembro blanco sin cara de indígena.
Ahora, en tiempos actuales, ha tomado el decoroso ejemplo de un conocido partido (sólo mencionaré la siglas para evitar problemas (PRD)) de no hacer manifestaciones violentas y llegar a acuerdos. Por ejemplo, cansados del olor a huevos podridos por la noche, el EILS decidió hacer una sabotaje no violento en los ductos de PEMEX, haciéndolos explotar. No hubo violencia de ningún modo.
Si a los guanajuateños no les parece el modus actuantis del EILS, pues que se vayan a .... Salamanca a conocer a fondo su problemáticas.
Los mineros guanajuateños nada tienen que ver con Salamanca, a menos, y creo que esta suposición está en lo cierto, que se quejen y armen semejante levantamiento porque, en vista de la escaséz de oro en las minas, van por el oro salmantino: el negro. Eso es todo por decir del EILS.
Y una cosa para el susodicho o susodicha Kide: no nos mande a la mierda; suficiente tenemos con la contaminación.
Gracias.