miércoles, 27 de julio de 2011

Y cuando desperté, me di cuenta de que no estaba listo para dejar Guanajuato. Así de simple. No estoy listo para dejar la ciudad que alguna vez dije odiar con todas mis fuerzas. Ahora no estoy tan seguro, y esa inseguridad me es producida por la misma ciudad. Sin embargo, no la odio por eso. La ciudad no es culpable de mis inseguridades, de temer a la incertidumbre, a comenzar de nuevo, a perder lo que he ganado, y he ganado mucho. Guanajuato me debe tanto como yo le debo a ella. (¿Ella? ¿Alguna razón en específico para concebir a Guanajuato femeninamente? Psicoanalistas, ¡expliquen!) Guanajuato me ha dado una de las mejores etapas de mi vida, los mayores aprendizajes, las mejores personas, grandes experiencias. También me ha dado su frialdad, su enajenamiento del mundo, su melancolía y la soledad que a veces siento. Podríamos decir que de alguna manera estamos a mano. ¿No es una situación suficiente para irme satisfecho, seguir adelante, conocer el mundo de nuevo? No lo siento así. Siento que Guanajuato me debe más, que tiene más para darme y que sólo me ha dado una probadita a pesar de lo mucho que le he pedido más. Espero no ser mal entendido. Guanajuato me ha dado mucho, pero tiene más para mí, mucho más, y hasta ahorita me enteré que lo tenía. No me quiero ir sin tener todo lo que Guanajuato podía darme y que yo mismo estaría rechazando si me voy ahora.

También puede ser que sea sólo miedo a dejar esa parte que me ha dado. Quizás sea todo lo que tiene para mí y yo me niego a aceptarlo, y sólo busco una razón para no perderlo, para tener más tiempo con eso. ¿Y si es así, realmente importa? Sé que algún día me tengo que ir, no porque algo me obligue, sino porque yo quiero ver más, conocer más, vivir más, sólo que no siento que sea ahora mismo el momento para hacerlo. Tengo por lo menos un semestre más, y será decisivo, será conclusivo.

Antes confiaba en el Destino. Es más fácil que tomar mis propias decisiones. Quiero quedarme, es todo lo que sé.







11 Responses to “ ”

Joe McCannon... dijo...

Se escribe "Incertidumbre," no "insertidumbre", Señor Don "Licenciado en letras españolas"

Joe McCannon... dijo...

Y te odio por conocer a Sara y a Julieta. Y por ser tan pinche alto y Jacoboso!

Mafufa dijo...

No manches, en eso mismo estaba pensando yo ahora con esto de la casa. Pensé en dejar Gto y regresar a Salamanca pero no, yo tampoco estoy dispuesta a dejar Gto de un día a otro :S
Sé que podemos exprimir un poquito más a Gto y lo mejor es que lo haremos junticos :)

PD: Respecto al género de Guanajuato es por aquello de LA ciudad, aunque recuerda que también puede ser masculino depende del sustantivo que le otorgues. El lugar, la ciudad, etc :D

Btovsky dijo...

Ok, grammar police! Lo corrijo ahora mismo. "jacoboso" es la onda!!

@Mafa Ya sé, me da gusto que estemos juntos en esto. Y lo del género de la ciudad, como en francés si hay ciudades o paises masculinos y femeninos, pensé que en español podría ser algo parecido..

Joe McCannon... dijo...

Decir "Grammar police" es bien Kide

Dulcipop dijo...

Yo sí la quiero dejar, pero no por ser ella. Si no porque la universidad, en específico nuestra universidad, me tiene hasta las canillas (no sé qué sea eso). Lo que pensaba es que de vez en cuando, cuando la extrañe mucho, regresaré un par de días. Oigan, y me pueden contar qué show con la casa??? Parece que me quedaré por un año más :( Me alegra saber que tengo casa con vosotros :D

Abril dijo...

¡Hola! ¿Qué tal? Qúe post más bonito, me ha encantado, tanto el texto como las fotos.

¿Al final te vas o no?

Yo también tengo Twitter, te agrego, aunque no me llamo Abril, pero soy yo!

Un beso.

juliana dijo...

Guanajuato tiene ese efecto, no sé porque,a mí me pasó lo mismo al tener que irme no quería y no lo quise aceptar aún cuando ya estaba empacando mis cosas, parece muy irreal tener que irse, pero estoy segura que fuera de Guanajuato te esperan muy buenas cosas Beto :)

juliana dijo...

Guanajuato tiene ese efecto, no sé porque, yo tampoco quería irme, ni siquiera el empacar todas mis cosas me hizo caer en cuenta de que esa etapa ya se había terminado, pero estoy segura de que te esperan muy buenas cosas después Beto. Empezar de nuevo siempre da miedo, ya se te pasará, mientras disfruta al máximo tu último semestre :)

Jack Porcino dijo...

Y esta es la razón por la cual siempre fueron los tontos de la clase.

Btovsky dijo...

Jaja, naaah, hay otras razones para eso. Tú siempre tan "ácido" en tus comentarios, Ernesto..