jueves, 27 de enero de 2011

Insomnio

Cuando uno se queda dormido alrededor de las 9 pm y resulta que se despierta a las 12 am, el efecto natural es simplemente no poder dormir por más que uno lo intente. El punto aquí es decidir qué se hará en ese tiempo en el que uno se supone que debería dormir pero que le es imposible. Yo (hasta este momento) en mis 22 años de vida, nunca había hecho otra cosa que simplemente intentar con todas mis ganas dormir (lo cual resulta más contraproducente que efectivo). Uno da vueltas en la cama, se voltea, intenta distintas posiciones (sí, sólo para dormir), pero nada funciona, y menos si estás enfermo y dormir como acostumbras resulta imposible porque o respiras o duermes. 

Generalmente en estas noches de insomnio es cuando uno tiene las mayores revelaciones de su vida: encuentras la solución a los problemas de la humanidad, resuelves los problemas filosóficos para los que nadie hasta el momento tenía respuesta, se tienen experiencias religiosas o reflexiones ontológicas que para uno son impresionantes pero que alguien muerto ya pensó y publicó alguna vez, o tienes ideas geniales de cosas que alguien debería inventar (casi siempre en relación con la causa por la cual no puedes dormir). Por ejemplo, para los moscos en época de calor, he pensado que tengo el poder de crear una membrana energética con mi mente que se forme sobre todas las paredes del cuarto, y que se vaya cerrando poco a poco hacia su centro recogiendo únicamente insectos y traspasando lo demas como si sólo de luz se tratara, hasta formar una bola comprimida en el centro de la recámara con todos los insectos que la habitaban, lista para botarse a la basura. Por supuesto luego desheché la idea de que fuera un súper poder para cambiarla por el de un dispositivo capaz de hacer eso (por supuesto resulta mucho más factible que llegar a desarrollar el poder de crear membranas energéticas que arrastren sólo insectos).

Otra cosa que uno también hace cuando no se puede dormir es repasar la misma canción una y otra vez en la mente, una de las razones más molestas para no dormir. Digo, ¿para qué alguien querría quedarse despierto toda la noche a repasar hasta el hartazgo en su mente una canción que bien podría escuchar durante todas las horas de vigilia que se tengan? O la luz molesta del vecino que entra justamente por la ventana de tu cuarto hasta tu cara, o los gatos en celo que les gusta presumir cuánto copulan en una noche, o las ambulancias porque algún ebrio ya se estrelló en un poste, o la reunión del vecino de al lado con música norteña a todo lo que da, o resulta que cometiste la pendejada de ver una película de terror o de platicar de temas paranormales (fantasmas o extraterrestres, comunmente) sabiendo perfectamente que eres un miedoso y que no puedes dormir sistemáticamente después de algo así.

Creo que lo mejor es, como ahora, tomar las cosas con calma y hacer cualquier cosa hasta que el sueño vea q uno es más cabrón y llegue finalmente, desilusionado, y nos deje dormir...

2 Responses to “Insomnio”

Aplicar la dormilona hasta dormir es una excelente opción. Y si no funciona, también es una excelente opción.

Mafufa dijo...

Cuál es la dormilona?
Yo solía sentarme a escribir o inventar cosas, cosas que después no recordaría porque eran muchas y muy varias...

El insomnio a veces es bueno, qué no? Al menos que se te haga larga y pesada! :D