miércoles, 22 de septiembre de 2010

Ya no recuerdo tus caricias ni tu cuerpo junto al mío

Mañana hay examen y no he estudiado nada.. Jó! Es de Historia de la Lengua, está interesante la materia, pero hasta ahorita nos han metido toda la información del mundo sobre evolución de grafías y de los sonidos, lo que involucra conocimientos en fonética y fonología que ya había desechado... Al ratito vendrán a estudiar mis compañeros de clase, a ver qué onda...

Mi vida ha estado pasando por una transición bien rara. De una pasividad impresionante, de repente hay una "onda expansiva" en todos sentidos. Bueno, más o menos. Me refiero a mi vida social/personal (y TODO lo que implica). Me siento en mayor contacto con las personas y el mundo que me rodea, y siento lo que ha sentido Rigo desde que ha entrado a la carrera. Ya quiero terminarla, quiero hacer cosas, muchas cosas. Mi problema: la pereza y mi desorganización. Ya hasta me saqué una cuenta en un planeador en línea que me avisa y recuerda las cosas que tengo que hacer. Por otro lado, la escuela está bien pasiva, tengo 4 clases y mi semana es bien tranquila, por lo que me queda exceso de tiempo libre. Se supone que había estado yendo al gimnasio de la Universidad, lo que me mantenía activo y con cierto ritmo, pero la única hora disponible para ir es a las 7 de la mañana, y el gimnasio no está taaaan bien como para motivarme a seguir yendo, no noté ningún avence al contrario de lo que vi mientras estuve yendo al gimnasio en Celaya.

Me interesa una mujer, y me estoy viendo lento, y no dejaré que vuelva a pasar. Al menos es seguro que mañana pasaré un rato con ella fuera de la escuela, de ahí espero que todo vaya progresando poco a poco...


Mientras les dejo una canción que Winamp me hizo favor de poner y que se ajusta a lo que siento y que, por fortuna, creo estoy logrando poco a poco...


7 Responses to “Ya no recuerdo tus caricias ni tu cuerpo junto al mío”

Dulcipop dijo...

Lo q pasa es q tu sex appeal ha ido en aumento. Jajaja. Entiendo un poco lo que dices, pero al contrario, mi vida corre demasiado deprisa... no se detiene un momento. Disfruta tu vida social mientras la tengas, jaja

Mafufa dijo...

Je, pos yo por mi parte siento que la escuela me absorbe, mi vida se vuelve compleja y siento que no tengo ni un chance para mí ni para la gente que me importa (a excepción de Rafa, obvio)(ya sabemos que el tiempo compartido es mucho)
Necesito un respiro y lo peor es que no sé ni como tomarlo...

Échele ganas, mijo. No se me atrofie porque le doy sus madrazos!!! :D

Anónimo dijo...

Todo mundo cree que sabe que la mujer esa en realidad se llama Sandra Mónica.

¡A su salud!

Btovsky dijo...

Chale, no sé quién sea todo el mundo, pero lo que sí sé es que esa mujer no se llama Sandra Mónica; habrá que sacar al mundo de esa idea pronto.. =D

Tenía mucho que no pasaba por tu blog y me encuentro con que hay una entrada horas antes de que te visitara.

Yo sí sé qué mujer es. He estado en los lugares/momentos indicados sin quererlo. No armé el puzzle hasta después pero tengo certeza.

También creo saber de quién es el anónimo -aunque de eso no se puede estar seguro.

Yo estoy en el lugar opuesto a ti, Beto, la pasividad me está comiendo. Todas esas ganas me las han matado. Valenciana a perdido todo encanto y, sinceramente, nuestro grupo ya tiene rato que apesta a muerto. Es una lástima como ha resultado todo.

Odio que revises los comentarios antes que todos. Leete esto solo para ti, zas!

Btovsky dijo...

Jaja, Isra, por qué crees que odio a Gto, es una mierda, pero más q Gto, tienes razón, es más Valenciana, por eso ya vámonos de ahí lo antes posible!!

Y pues nuestro grupo ya no tiene esperanza, fuimos un experimento fallido..